Compartir Seltzers

Si eres de Massachusetts, tal vez hayas escuchado de Polar Seltzer.

¿Qué? ¿No lo has oído? Muy bien, lee éste artículo antes de continuar.

De vuelta al seltzer.

El verano de 2017 nos trajo una edición limitada de sabores de  felicidad burbujeante: Beso de Unicornio, Canción de Sirena, Travesura de Yeti, y Susurros de Dragón. Isabela, quien ama cualquier cosa relacionada con unicornios (y quién puede culparla) quiso tomar un paquete de 6 Besos de Unicornio así que podríamos probarlo todos. Porque hemos estado trabajando en compartir la casaclub Milkosky, casi cualquier vez que compramos lo que sea en la tienda, Isabela siempre quiere asegurarse de que tenemos suficiente para compartir con todos.

"Mamá ¿Tenemos suficiente para todos?" preguntó.

"Si hay cuatro en nuestra familia, seis latas de Besos de Unicornio ¿No crees que tenemos suficiente?"

Unicorn Kisses 6-pack.jpg

"Umm," repuso ella "¡Mamá, Papá, Jaqueline y yo!" fue contando mientras tocaba cada una de las latas exclamando cada nombre.

"¡Sí tenemos suficiente!"

"Así es," respondí.

"Y podemos darle esta otra a Emma, y ésta a Jackson," dijo ella mientras apuntaba a las otras dos latas.

"Gran idea," dije "Tenemos seis latas de Beso de Unicornio. Y tenemos cuatro personas en nuestra familia. Esto significa que cada uno tiene una lata y habrán dos latas sobrantes." demostré agrupando las cuatro latas juntas y separando las otras dos del grupo de seis.

Splitting them up-4 and 2.JPG

"¡Y podemos darle las otras dos latas a Emma y Jackson!"

"Sí, podemos invitarlos mañana." (Perdona, Cassandra, nos olvidamos de invitarlos.)

"¿Quieres jugar un juego sobre compartir seltzers?" pregunté.

"Sí!" Saltó ella alegre.

Nos dirigimos al área de juguetes y nos sentamos.

"¿Qué pasaría si hubiera solo tres de nosotras? Jaqueline, tú y yo. ¿Tendríamos suficiente para todos?" pregunté.

"Sí," respondió Isabela mientras de nuevo tocaba cada lata diciendo nuestros nombres.

¿"Podría cada una de nosotras tomar más de una?" pregunté.

"Uuummm," pausó ella. "No lo sé."

Tomé tres latas de las seis y las puse en frente de Isabela, una en frente de Jaqueline, y una más frente a mí misma.

"Cada una tiene una lata, pero aún tenemos algunas latas más."

Antes de que pudiera terminar mi idea, Isabela empezó a colocar las latas restantes frente a nosotras.

Dividing the seltzers.JPG

"¡Mamá! ¡Mira, cada una puede tomar dos!"

"¡Muy bien!" respondí. "Ahora, que tal si fueran solamente Jaqueline y tú. ¿Cuántas podrían tener cada una?"

Isabela puso una lata frente a sí misma y enfrente de su hermana. Entonces, puso otra en frente de sí misma y en frente de su hermana. Continuó hasta que agotó la pila de seis latas.

"¡Podemos tomar tres!" anunció.

"Correcto," respondí.

Continuamos el juego de "compartir seltzers" por la siguiente media hora modificando el número de personas con las que se compartiría así como el número original de latas (abrí otro paquete de seis). Para mi hija, era todo un juego, pero para mí, era una buena manera de presentarle la división y el residuo de la misma.

Now we have more than 6 seltzers to divide.JPG

¿Qué ocurre cuando tienes que compartirlo con más gente? ¿Con menos gente? ¿Qué ocurre cuando tienes más latas que compartir? ¿Menos latas para compartir? ¿Hay alguna lata restante que puedas compartir? ¿Por qué, o por qué no? ¿Todas estas son grandes preguntas  que puedes hacerle a un preescolar cuando juegan a "compartir seltzer".

Estas preguntas ayudan a establecer un gran fundamento para los conceptos de división y residuo. El uso de manipulativos, en este caso, los seltzers, ayudarán a su preescolar a tener un entendimiento más concreto de la división al permitirle ver físicamente cómo funcionan la división y el producto sobrante. Sus profesores en la escuela media y la secundaria también usarán manipulativos para discutir la división y el residuo, especialmente cuando vengan temas más complejos como números imaginarios. No se preocupe, por ahora, usted y su preescolar pueden sencillamente imaginar amigos… y compartir seltzers con ellos.